lunes, 1 de diciembre de 2014

En mi última entrada os di pequeños trucos que os pueden servir para jugar mejor y sobretodo para incomodar a tu rival. Hoy voy a ir un paso más allá y os voy a hablar sobre un tema muy delicado para la mayoría de nosotros. Juega bien cuando estás nervioso.

PUNTO 7: JUEGA CON NERVIOS


Todos sabemos de su complicación. Incluso los mejores se ponen nerviosos. Escribiré unos consejos que nos ayudarán ante los nervios.

   1. DESPEJA TU MENTE
Lo básico para empezar a autocontrolarnos. No pienses en nada, simplemente que le tienes que dar a la pelota. No importan los factores externos, si hay mucha gente o no a tu alrededor, si la pista está bien o no, ... . Sé que es muy fácil decirlo y muy difícil de hacer,  por experiencia propia, pero tenemos que intentarlo. Tampoco hace falta llegar a una sensación exacta en todas las situaciones, pero sí intentar que nuestra línea de nervios y autocontrol sea lo más recta posible.

2. CONVIVE CON LOS NERVIOS
Los nervios siempre están allí. No se van como si nada. Lo que hay que hacer es saber gestionarlos. David Ferrer, número 2 español y noveno mundial afirmaba en una rueda de prensa que tanto él como sus compañeros de profesión antes de salir a la pista siempre tienen nervios. Desde el primero hasta el último. Aunque pueda parecer que hay partidos en los cuales están muy relajados y muy poco tensos, siempre existen. Lo que diferencia uno de otro es cómo lo gestionan.

3. SABER ESTAR NERVIOSO
El último punto pero no por ello menos importante. Hemos visto que debemos despejar nuestra mente, saber estar con tus nervios y ahora llega el punto de saber estar nervioso. En parte va relacionado con el punto dos. Son similares pero no iguales.
A la mayoría de los tenistas de todas las edades nos cuesta. No es tarea sencilla. En cantidad de ocasiones el no saber convivir con los nervios nos llevan a los gritos y a los enfados. Por eso es tan importante este punto. Cuando nos encontramos en esa situación hay que intentar calmarse mucho y reflexionar sobre tus errores. Por último, no pienses en el marcador y sí en el próximo punto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario