lunes, 9 de junio de 2014

FINAL ROLAND GARROS 2014

NADAL, NADAL Y NADAL: EL MITO SIGUE HACIENDO HISTORIA

Rafael Nadal Parera ha ganado  su novena copa de los mosqueteros. Se ha impuesto en la final ante Novak por 3/6 7/5 6/2 y 6/4. 

La final de esta edición del Roland Garros se ha caracterizado por lo que viene marcando los encuentros entre estos dos maestros: los momentos  y la fuerza mental.

A lo que me refiero con los momentos es que cuando uno sube el otro baja y al revés. Como los dos tenistas son tan buenos a la mínima que uno baja un poco el otro lo aprovecha para adjudicarse más juegos que su rival. 
Un buen ejemplo ha sido el tercer set. Cuando Nole a bajado su tenis y su físico, Rafa lo ha aprovechado y ha marcado un punto de inflexión en el partido. 


Pero creo que lo que ha marcado la final ha sido la fuerza mental. 

Cuando los dos tenistas están tan igualados lo que marca la diferencia es la mente. Me parece que cuando Nole ha ganado el primer set, no es que haya dado un bajón, pero si que no ha apretado todo lo que tenía que apretar y más cuando juega contra Rafa.
Por la otra parte Rafa ha hecho todo lo contrario. Cuando ha perdido el primer set ha reflexionado sobre sus errores y ha seguido la senda del camino correcto.
Eso es lo que le ha llevado a estos nueve Roland Garros. Cuando las cosas van mal, Rafa aprende de sus errores para jugar mejor.

Pero dejando a un lado la mente, desde el punto tenístico el gran cambio se ha producido cuando Nadal a dejado de defender y ha empezado a jugar más agresivo y dentro de la pista.
Eso a llevado que Djokovic no jugara tan a placer y que sus golpes no fueran tan profundos como en el primer set.
¿Pero cómo se ha producido este cambio? Básicamente porque Rafa ha dejado de raspar tanto la bola y ha empezado a impactar más la bola por el centro y un poco más plano.


Con este Grand Slam Nadal suma ya 14 Grand Slams.

Pero no podemos dejar sin mencionar a otro grande del tenis: Novak Djokovic.
Pese a que hoy no ha jugado a su mejor nivel, la gran ovación recibida después del público demustra lo mucho que es querido este jugador por su simpatía y por su nivel de tenis.

El partido ha sido apasionante. Los dos jugadores nos han regalado puntos increíbles y una lucha y entrega que solo es propia de dos grandes del tenis.

Tanto Rafa como Djokovic se han emocionado después de la final. Uno por el cariño que ha recibido del público y el otro probablemente por la satisfacción de ganar un grande después de el duro año que estaba teniendo sobretodo desde la final del open de Australia.

A continuación dos vídeos que reflejan que ha sido de esta gran final.


Los mejores puntos del encuentro.



Las lágrimas de ambos jugadores al finalizar la final.










No hay comentarios:

Publicar un comentario