viernes, 15 de agosto de 2014

Ya llegamos a la parte final del torneo de Cincinnati, el segundo Masters 1000 de la gira americana, y parece que las sorpresas de Toronto se han vuelto a repetir. Sin embargo...
¿Por qué estas sorpresas las protagonizan jugadores totalmente distintos a las que se vieron en Toronto?
¿Por qué un jugador como Tsonga ha sido derrotado a las primeras de cambio si en el último torneo mostró un nivel muy alto?

En Cincinati el campanazo lo ha dado Tomy Robredo, que ha derrotado al número uno del mundo en dos sets. El jugador de Olot se mostró intenso, agresivo y  ganador en todo momento. Veremos lo que hace esta noche ante David Ferrer.
Pero ¿por qué en este torneo Tomy y en el de Toronto Feli por ejemplo? REGULARIDAD. Eso es lo que distingue a los megacracks de los cracks. Si nos fijamos en las megaestrellas como Nole, Rafa, Federer, Ferrer o Murray vemos que en el 90% de los torneos a veces queda eliminado uno, dos o como mucho tres. Pero ellos casi siempre están ahí y si en algún torneo quedan eliminados más pronto de lo esperado en el siguiente darán el máximo para que no se vuelva a repetir.
En estos niveles es muy complicado mantener esa regularidad, por eso tiene muchísimo mérito lo que hacen estos jugadores que son muy pocos.

Por eso siempre hago la pregunta después de cada torneo si las sorpresas que se dan en cada torneo son sorpresas de un torneo o son sorpresas que se prolongan.




No hay comentarios:

Publicar un comentario