miércoles, 9 de julio de 2014

FINAL WIMBLEDON 2014

GLORIA PARA DJOKOVIC
HONOR PARA FEDERER












Partidazo para la historia. Seguramente el mejor después de la final de Wimbledon 2008. Los dos tenistas ofrecieron un nivel increïble durante todo el partido con puntos espectaculares. 
En general, un partido ALUCINANTE. 

El tenis no deja de sorprender. Tiene un mérito brutal que un tenista de 33 años con 7 Wimbledons tenga esa ambición por seguir acumulando más torneos en su palmarés. Es muy probable que Federer pensase que sería una de las últimas posibilidades de ganar un Grand Slam y por eso saltó a la pista hipermotivado. 

Y por parte de Djokovic no hay nada que decir. Simplemente que es un gran campeón. Es digno de admirar su gran fuerza mental y la resistencia en los momentos complicados. Tiene bajones durante los partidos pero sabe sobreponerse y volver a subir el nivel otra vez. Veamos cuando el serbio supo reaccionar a estos momentos y cómo:
El primer momento en que Novak no se derrumbó fue al perder el primer set en el tie break jugando un poco mejor que Roger. Nada más empezar el segundo parcial Nole hizo saber a todo el mundo del tenis que el seguia allí jugando igual o incluso un poco mejor que en la primera manga ¿Pero cómo fue capaz? Hay mucha gente en las que me incluyo que hay veces que ante un palo muy grande no sabe cómo reaccionar.
Una cosa positiva para Djokovic fue ir al vestuario. Pidió el tiempo al juez árbitro, se relajó y se fue tranquilamente. Seguramente aún estaria recordando cómo se le había podido escapar el primer set, porque aunque todo el mundo intenta no recordarlo ni los jugadores de esta categoría son capaces de olvidar tan fácilmente.
Pero si que pensó lo más mínimo en eso porque su gran ambición para ganar los puntos/sets siguientes era tal que su cabeza automáticamente empezó a pensar que es lo que había hecho mal y cómo podía mejorarlo.
El segundo momento crucial y el más difícil sin duda fue su derrota en el quarto set donde tenía break a favor para cerrar el partido. Eso si que tuvo que ser un verdadero palo para él. Tener bola de Grand Slam en tu mano y tener que jugar el set definitivo tiene que ser verdaderamente muy duro. Pero otra vez inició el mismo ritual que hizo al perder el primer set y luchó para llevarse su segundo Wimbledon.

También hay un par de aspectos de tenis que decantaron la balanza a favor del serbio.
La primera fueron los restos/golpes profundos de Djokovic. La mayoría de restos fueron o a los pies o al revés de Roger, lo que hacía que con el segundo saque del suizo muchas veces Nole fuera quién llevara el dominio de punto.
Su gran resistencia. El serbio falló muy poco, lo que obligó al suizo a tener que ganar cada punto un par o tres de veces.

Hemos hablado mucho sobre aspectos positivos de Nole, pero la verdad es que el suizo hizo también muchísimos méritos para llevarse el partido como remontar el cuarto set.
Pero al final los pequeños detalles son los que marcan la diferencia.

Vamos a ver cómo se presenta el jugador suizo después de esta final, pero todo hace pensar que su nivel de tenis en los próximos torneos evolucionará.


Ya ha terminado una edición más de Wimbledon y otra final increíble que dice mucho de este torneo, seguramente el mejor.










No hay comentarios:

Publicar un comentario